¿Qué es el amor?

Bien, de entre tantos temas interesantes tenía que escoger el más absurdo o quizás el más profundo, sea como sea que lo quieras ver, este sentimiento nos llega a todos tarde o temprano, amor a la familia, a la pareja, a Dios entre muchas otras. 

En lo personal, este tema se me hace muy complejo, quizás muy enigmático, profundo, con un toque que hace a cada persona sentirla con una cualidad y una inmensidad que no se puede medir, con sus pros y sus contras, con su infinita sabiduría (porque sin duda aprendes del amor) manteniendo una línea delgada para poder mantener ese amor incondicional ó dejarlo morir en el silencio. Sin más que decir, esto es para mi el amor:

 ¿Qué es el amor?

 ¡¡Me da flojera pensarlo!!  pero aqui voy (de forma muy general):

 El amor es un sentimiento universal, es la fuerza más grande que existe. Es felicidad para el que es correspondido, dolor para el que ha sido lastimado. Representa en todo su esplendor el más puro sentimiento que puedas imaginarte, te envuelve, te penetra y te hace vibrar de adentro hacía afuera.

El amor por sí solo es un sentimiento que nos mueve por completo, nos inspira a ser cosas que jamás hubiéramos imaginado,  nos hace soñar, fantasear, crear. Hace respirar el aire de forma distinta, nos regala un ambiente mágico y diferente, un momento único para quien lo vive. Sin duda nos entregamos completamente sin mirar, sin preguntar, sólo lo hacemos… sólo vivimos.

Nos devuelve esa sensación de bien estar al alma, de calidez, de confianza y honestidad, nos hace parecer como unos idiotas cada vez que una mirada penetra en la profundidad de sus ojos, nos hace perdernos en la inmensidad de un instante congelado por una caricia o un beso enamorado, permite tocar el cielo en vida. Presos y víctimas de su enorme sensación nos acerca más a Dios, a la familia, crea ansiedad, desesperación, miedo incluso confusión. 

A veces logra vencernos y caemos en llanto, envueltos en una enfermedad  de culpa, nos sentimos solos y presos de una agonía que parece no tener peso ni medida, duele… duele hasta adentro, duele en el alma, y pareciera que no tuviera sentido tu vida, porque te ves envuelto en tus propios pensamientos, fingiendo que estas bien cuando es mentira, caminando por las calles solo, encerrado en tus ojos trás puertas abiertas, preguntándote: ¿Por qué?

Por otro lado guarda su lado oscuro llevando a quienes se aman a una perdida total del sentido hacía su propio amor. Los celos por ejemplo, son causa de ello, a veces solemos sentir cierta inseguridad lo cual crea conflictos incluso venganza, nos hace parecer como unos adictos, perdidos en nuestra propia furia, consumiéndonos por lo malos pensamientos y la incertidumbre de saber si es verdad o mentira lo que nos disfraza sus palabras.    

Castiga con un vacío lleno de arrepentimiento a aquellos que no suelen ser lo suficientemente fuertes para decir la verdad (una verdad disfraza de mentiras) porque somos cobardes ante la debilidad y ante el miedo de vernos envueltos en una situación tan dolorosa situandonos en la posición de “malos” y me refiero al hecho de decir que ya no amamos a alguien, sin  atrevermos a mirar a los ojos a la persona que una vez dijimos a ver amado tanto y decirle: “ADIÓS pero es que ya no te amo”.

 

Finalmente es el eterno sentimiento que quizás llevamos y que llevaremos toda la vida de mil formas, de muchas maneras, consiguiendo hacernos más fuertes o más débiles, pero siempre aprendiendo algo de el, hasta el día en que por fin podamos consumar el encuentro de nuestra alma gemela y vivir felices todos los días, viendo un amanecer nuevo con nuestra pareja a un lado de nosotros, añorándola cada uno de los días de nuestra vida hasta que la muerte toque a nuestra puerta, sintiendo su calor y comprensión inigualable ante cualquier situación inesperada, para ser siempre fuertes uno con el otro.

Es hermoso enamorarse y ser correspondido, es doloroso estar lejos de esa persona que tanto amas, que difícil es sentir su indiferencia y estar apartado de ella cuando ya no tienes nada que hacer.

Es el enigma más grande que existe, entre mas preguntas me hago, menos respuestas obtengo, es un sentimiento maravilloso que hace posible las relaciones interpersonales, la unión y la compañía con el ser amado, el entendimiento y la comprensión de las almas gemelas, es tan padre querer a alguien como quererse a si mismo. Este sentimiento requiere de mucha paciencia y crecimiento mutuo, conociéndose ambas partes para poder valorarse y hacer un encuentro más agradable y bello, teniendo en cuenta que una relación perfecta resultaría algo casi trivial, pero no imposible, por lo menos poder mantenerla con esa chispa y esa locura, con esa honestidad y alegría, darle un toque nuevo cada día haciéndola más poderosa, alimentándola de amor y cariño. Por eso el amor es todo un proceso que nace con una sonrisa y muere con una lágrima.

 El amor, es el eterno sentimiento que jamás muere, vive y disfruta… el amor a los tuyos, a lo que haces, a ti mismo… A LA VIDA.

  ORLANDO OSNAYA

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s