Un México que me entristece

2 de Julio, un día para recordar.
 
Participamos en la jornada que sin duda, fué la más grande que haya presenciado este país, hoy, emitimos nuestro sufragio para elegir a un gobernante, aquel que administrará y tomará las riendas de un México débil que proclama justicia; Un país débil hasta en sus cimientos y que me cuesta reconocer desde todas sus posiciones.
 
Permiteme descargar mi colera, hoy no fué un día de mi agrado.
 
Hace algunos instantes (23:00 horas) y después de un largo día, el presidente del IFE Luis Carlos Ugalde Ramírez anuncio en cadena nacional que la diferencia entre el primer y segundo lugar es muy estrecha y por lo tanto no era posible detectar el partido o coalición que obtuviera el mayor porcentaje de la votación emitida. Así mismo explicó al pueblo de México que los resultados emitidos por los medios de comunicación son improbables y que no se podía asegurar o hacer válido un resultado, recordando que sólo el IFE daría a conocer los resultados absolutos y definitivos. Al mismo tiempo pidió a los representantes de los partidos, a no asegurar una victoria o resultado preliminar, ya que las circunstancias no lo hacían posible.
 
Poco después apareció el presidente de México en cadena nacional y felicitó a la ciudadanía por acudir a las urnas y hacer de la jornada “una auténtica fiesta cívica” . También el Presidente Fox dijo que confiaba en que los candidatos y partidos se apegaran a la legalidad y a los tiempos del IFE para conocer los resultados.
 
Bien, ya estoy llegando al punto donde mi colera me hace despegar.
 
Al poco tiempo, los dos punteros, es decir, AMLO y Felipe Calderón se autoproclamarón GANADORES, argumentando uno por un lado “exijo, pido a las instituciones electorales que respeten nuestros resultados. El resultado es irreversible” y por un lado el otro “no nos cabe la menor duda que hemos ganado las elecciones presidenciales, y estos datos se corroborarán con el propio Instituto Federal Electoral”.
 
Al escuchar esas palabras, me hicierón entrar en un clima de desconfianza, de miedo, de insegurar, me mostrarón un lado en donde sólo se veía  su total interés por llegar a la cima, al poder, a sólo ser lo que quieren ser, me di cuenta por fin que no aman a su país, que el poder corrompe hasta el hombre más pequeño.
 
En este momento me da tanto coraje, y observo un México que me entristece, me siento sólo a esperar un resultado definitivo y donde muy seguramente en este momento, estos tipos (estos ojetes) estan deseosos de escuchar "EL PRESIDENTE  DE LOS ESTADOS UNIDOS MEXICANOS ES:……."
 
Finalmente espero (y digo espero)  que cuando termine este sexenio que PRACTICAMENTE COMIENZA a partir del miércoles 5 de julio, espero… y espero de verdad que las propuestas de aquel que sea el nuevo presidente, SEAN UN HECHO Y NO SÓLO PALABRAS.
 
Hoy tu voto decidio el futuro de México, hoy todos hicimos lo "correcto" pero a pesar de ello, ¿quién nos asegura que en verdad fué así? no sé tú, pero en este momento tengo mucho miedo.
 
Nos leemos la próxima. 
ORLANDO OSNAYA

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s