Mañana será otro día.

Buenas noches querido universo, vengo a rondarte una vez más porque ahora más que nunca necesito platicarte que la sensación que acumulé durante 3 semanas se me ha ido en un trago dulce y amargo al mismo tiempo.

Aouch, justo ahora me duele la cabeza, creo que pensar mucho no es para mí, y después de 3 semanas pensando y pensando tanto y pensando y pensando lo mismo, ya me había acumulado mucho cansancio.  Ahora creo que ya no lo necesito, mi alma que guardaba ese silencio llamado hipocrecia ha dejado de existir, y cuando sabes eso, es la mejor sensación que he llegado a sentir después de mucho tiempo.

Hoy por fin podré irme a dormir con un pesar menos a mi alma; tan cansada estaba… de pensar junto conmigo a lo mismo que se merece irse a dormir temprano, y yo por lo pronto sólo merezco cerrar los ojos para darle descanso a este traje espacial llamado cuerpo, que insisto, no me sirve de nada cuando mi alma es quien está ahí, antes que nada.

Veamos como amanece mañana mi alma, seguro que mucho mejor… pero antes de dormir, tomaré ese trago amargo, que es lo queda de todo esto, no hay opción.

Buenas noches, mañana será otro día.

ORLANDO OSNAYA

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s