¿Qué te dice tu cuerpo?

Tanto tiempo en la oscuridad, atrapado tras puertas abiertas, esa sensación tan detestable para mi alma que me consumió por mucho… mucho tiempo. Ahora estoy en un momento de paz interior, confrontando a las palabras silenciosas, a punto de mostrarme, de confesarme a este espacio donde brotan los puntos suspensivos, los suspiros, las imágenes, los recuerdos.

Volteo hacia atrás, y me he dado cuenta de lo realmente detestable que puede ser una experiencia; no ser honesto conmigo mismo me trajo tantos problemas sin resolver, sin afrontar. No sabía lo pequeñamente absurdo que podía llegar a verme, por no dejar salir las emociones. La realidad del ser, es que, la conciencia es un arma tan letal como un arma de fuego, sólo que ésta te mata muy rápidamente; la primera lo hace lenta, y dolorosamente.

En este profundo evento de mi realidad, noto que me encuentro más conectado conmigo mismo, como si alguien hubiera abierto la llave y me hubiera ayudado a dejar salir la tempestad de mi corazón. Sí, es verdad, mi cuerpo aún no se purifica del todo, aún hay rastros que me recuerdan… hay cristales rotos que se clavan en mi cuerpo de vez en cuando y cicatrices que, cuando las toco, aún me duelen.

Quisiera volver atrás y jamás haber cometido ese grave error (pensaba), pero ahora lo observo de otra manera porque, en definitiva, ya está hecho, y ya no puedo cambiar mi pasado, pero en mi presente puedo ser una mejor persona, para tener un futuro diferente.

Ahh, tantas cosas pasaron en un año… que es aquí donde me tomo un momento para cerrar mis ojos y abrir mi mente que quisiera decir algo:

GRACIAS POR PERDONARME

Qué difícil es llevar una culpa tremenda en la espalda, que pronto te invade como un cáncer que te mata lenta y profundamente. Qué horrible sensación.

Ahora se vienen muchas cosas buenas, tengo más responsabilidades en el trabajo, sé que algo bueno se acerca para mí en este aspecto y eso me anima. Me venden una Dance Dance Revolution Extreme y una Dance Dance Revolution Supernova, jejeje no sé aún qué haré.

Mucha gente detrás de mí, y una mujer en especial a quien le agradezco con toda esta alegría que hoy me cargo.

¿Qué te dice tu cuerpo?

Lo que me dice es que, después de casi dos meses de ese evento, hoy me siento mucho mejor, más feliz y con muchas ganas para salir adelante en mi vida.

ORLANDO OSNAYA

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s