Te debo tanto…

Sabes, tengo tantas ganas de volar y de soñar, aprender a querer de nuevo, pero cómo comenzar, cómo continuar. Te debo tanto querida alma, que creo que ya es tiempo de dejarte de molestar y comenzar… comenzar a ser la paz y la verdad, la identidad que perdimos, comenzar a evitar los muros, los huecos mentales, los pasos trascendentales, que me susurres que puedo que hoy quiero y puedo.

Puedo darte más tiempo para pensar, para que enciendas tu fuego, tus ganas, que yo si quiero, porque creo que te debo mucho. No aguantaré más seguir así, por mucho que aprieto mis puños, no puedo fundirme contigo, ni con la infinita realidad vacía. Y ahora que me he quedado detenido, siento que no aguantaré seguir, seguir así. Mejor vamos a gritar que hoy queremos, y vamos a robarle tiempo al tiempo, aunque me cueste creer que ya ha pasado más de un año, pero ahora, que ha pasado tiempo, siento que te debo tanto.

Tú que siempre has estado presente, siento que te debo tanto, y lo siento tanto, yo sé que ya no quieres seguir así, pero necesito que comprendas que pronto terminará, que me susurres que podemos, y que podemos ser claros, sinceros, honestos, porque creo que te debo mucho, de verdad lo creo.

Querida alma, siento que te debo mucho, te debo tanto… y pronto te tomaré de la mano, para seguir, seguir… como hasta hace más de un año.

ORLANDO OSNAYA

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s