Detrás de mí

Esto de tener las expectativas muy altas, a veces no resulta para ni madres. Lo malo y lo bueno tiene un sentido distante, y tiene que serlo, son dos conceptos diferentes, pero sí, tener las expectativas altas, requiere dejar de pensar y actuar, pero,  y por fin cuando quise actuar, no resultó como quería, como si el universo conspirara en mi contra. Qué lástima, yo que me hice una promesa, y esa promesa se está quedando detrás de mí.

ORLANDO OSNAYA

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s