Es un suspiro perdido

Vamos a escribirle a la opresión, fuera de la etapa que el trabajo ha significado, lo que he logrado, pero que no he conseguido. Mejor dejemos un poco ese lado, y vayamos de lleno a mi pecho, al que me ha dicho que quiere comenzar de nuevo, y qué, le ha sido difícil externarse, exponer las emociones.

Alguien me dijo hace poco: “es que eres demasiado aprensivo” y aunque sé lo que NO significa, podría decir que “ser aprensivo” me ha ayudado mucho, pero definitivamente, me ha destruido en otras ocasiones. PUTA MADRE, a veces me caga ser así, tengo una puta seguridad que me gusta, pero definitivamente cuando tengo un talón de Aquiles que me tira, simplemente no puedo evitar sentirme pequeño, qué lástima… ¿no?, a veces la seguridad vale para dos cosas.

Qué pena sentirme como me siento ahora mismo, pero qué más da, tengo que vivirlo, porque es parte de mí vida,  pero ya estoy hasta la pinche perra y bastarda madre de sentirme así, y no, no estoy enojado, tampoco triste, pero estoy con una puta máscara perfectamente bien ubicada entre los ojos, y aunque a veces me inmuto, lo peor es que, siendo hombre, tratando de comportarme como tal, intentando ser fuerte, ser temerario, inmune, poderoso, orgulloso, creo que nada de eso me funciona cuando estoy herido y si me siento así, es porque evidentemente he decidido tirar al pasado y abrirle paso al mi presente para ver al futuro, y cuando lo haces, entonces correr el riesgo de ser herido; es inevitable, voltear y darte cuenta que es miedo, abrirte a los demás, esas carencias que tengo en mi vida, o mejor dicho, esos miedos que aún cargo, pero, es que no es que sea un mártir, sino que a los 30 años, esperar mucho más de ti mismo, y de la demás gente, es un suspiro perdido, pobre y vago que muere, se alza, se cae, mantiene esperanza, pero… tiene que, MORIR, aunque al final, mi meta no sea esa, QUIERO SER FELIZ.

Hace tanto que no me adentraba a esta parte tan grande de mí, evidenciar todo esto me hace vulnerable, pero, me hace fuerte, cualquiera que lea esto, podría especular sobre mi vida que NO conoce todavía, y que a pesar de todo, JAMÁS conocerá, porque ser yo, es así, lo que este universo derrocha, YO SOY ASÍ, siempre he sido así, ya quiero que esto termine.

Puto miedo asqueroso, bastardo, y temerario, vete lentamente, pero vete, regresa cuando sea el momento, pero por ahora, vete y salúdame al destino. Que a veces nunca está a nuestro favor.

ORLANDO OSNAYA

Deja un comentario

Archivado bajo Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s